Si el miedo

Si el miedo…

 Si el miedo os aprieta estrechamente, debéis exclamar con San Pedro: Señor sálvanos

Os tenderá la mano, apretadla con fuerza y seguid vuestro camino con alegría.

Aunque el mundo se ponga cabeza abajo, aunque todo este en tinieblas, lleno de humo y de estruendo.

¡Dios estará con vosotros!

Sto. P. Pío de Pietrelcina, capuchino.